Mantente informado
Evita problemas con el coche en otoño - Renting Flexible ReDrive
18091
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-18091,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Consejos para evitar problemas con el coche en Otoño

evita-problemas-coche-otono

Te damos algunos consejos sobre el comportamiento al volante para garantizar la seguridad en carretera ante la llegada del otoño.

Pues ya tenemos aquí el otoño y parece que viene con prisas. De hecho, ya ha dejado borrascas con fuertes lluvias e inundaciones en buena parte del país, principalmente en el mediterráneo. Por este motivo, queremos repasar una serie de prácticas al volante con lluvias torrenciales vientos fuertes y firmes deslizantes, además de recordar la importancia de tener el coche en las mejores condiciones para estar preparad@ en este tipo de inclemencias meteorológicas.

 

La habilidad del conductor bajo la influencia de un temporal de lluvias fuertes es básica para garantizar la seguridad de los viajeros durante estos días de tiempo intempestivo. Es evidente que con condiciones difíciles lo mejor en cuanto a seguridad es evitar conducir el coche, pero eso no es siempre posible, así que si fuera estrictamente necesario, es importante tener en cuenta varios puntos fundamentales:

 

Charcos y balsas de agua: con lluvias torrenciales y ante la acumulación de agua en el firme, además de aminorar la marcha y aumentar la distancia de seguridad con el vehículo de enfrente ante posibles frenazos, hay que tratar de conducir por la parte central de la carretera en la medida de lo posible, donde es menos probable que se formen charcos. En caso de tener que atravesar charcos o balsas de agua, hay que evitar quitar el pie del acelerador y tratar de cruzar con una velocidad constante, impidiendo así que el agua entre en el tubo de escape y cause daños en el vehículo, pero también evitando el conocido aquaplaning*, que se produce cuando el neumático deja de tener tracción con el asfalto.

 

Inundaciones: ante un torrente de agua, es importante no intentar atravesarlo y darse la vuelta en busca de un camino diferente, pues el normalmente desconocemos la profundidad del agua en ese tramo y, además, bajará con fuerza y arrastrando objetos que pueden golpear el coche. Es importante tener en cuenta que, a partir de 20cm de agua, las ruedas ya pierden tracción, pero a partir de 30cm de altura, el coche puede ser arrastrado sin control por la corriente debido a la capacidad de vadeo.
Además de estas indicaciones de seguridad que dependen de la habilidad del conductor al volante, vengan acompañadas de un correcto mantenimiento del vehículo que, si bien siempre es necesario, lo es más aún en días en los que la visibilidad es más reducida.

 

Es importante comprobar que todas las luces del coche funcionan para poder ver y ser visto durante el camino y, por supuesto, revisar los limpiaparabrisas que, con las altas temperaturas del verano, es posible que se hayan estropeado y no desempeñen bien su función de mantener la luna despejada.

 

Aparte de la visibilidad en carretera, es imperativo garantizar un buen agarre al asfalto. Para ello, los neumáticos tienen que mantener el dibujo de las bandas de rodadura con una profundidad de, al menos, 1,6mm, así como mantener una presión adecuada (marcada en los vehículos en la puerta o guantera) que asegure su adherencia a la carretera.

 

En Redrive tenemos más de 2.000 modelos de vehículos seminuevos listos para ti. Además, no tienes que pagar cuota de entrada o salida y está Todo incluido en la cuota. ¿A qué esperas?😉