Mantente informado
La ITV endurece aún más las restricciones
17859
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-17859,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Nueva prueba de ruido en la ITV

La Unión Europea, con el fin de reducir el impacto del automóvil en el medio ambiente, ha creado una nueva prueba que tienen que hacer los puntos dedicados a la ITV, vigente a partir de 2023.

Se trata de una prueba de ruidos que servirá para detectar posibles alteraciones en el sistema de escape de los vehículos, reduciendo así las posibilidades de encontrar en circulación un vehículo que supere los niveles fijados por la normativa bajo la que fue homologado inicialmente.

Otra de las novedades es la variación del defecto del funcionamiento del ABS en los vehículos donde no es obligatorio llevarlo. Quien haya montado un sistema ABS y se enciende el testigo de funcionamiento será considerado como defecto grave y motivo de inspección desfavorable. Hasta ahora esto simplemente era un defecto leve y no era motivo de rechazo.

Esta última revisión que se ha realizado del Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones de ITV, que entra en vigor el 1 de junio, mantiene la adaptación de los procedimientos de inspección a las recomendaciones para limitar los contagios de la Covid-19. No es obligatorio atender con cita previa, aunque en cumplimiento de lo anteriormente expuesto, desde AECA-ITV recomiendan que se establezcan turnos ordenados con anterioridad.