Mantente informado
La gasolina con plomo se retira del mercado
17958
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-17958,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

La gasolina con plomo se retira del mercado

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) lleva prácticamente dos décadas intentando que se deje de vender la gasolina con plomo, un combustible altamente contaminante. Data de 1922 y fue creado por GM al añadir tetraetilo de plomo a la gasolina para mejorar el rendimiento de los motores. Pasados los años se descubrió que tenía un gran impacto medioambiental negativo y que había estado contaminando al aire, el suelo, el agua potable y los cultivos.

Fue catalogada como una «catástrofe para el medio ambiente», descubriendo también que causaba enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y cáncer. Afectaba especialmente a los niños, interfiriendo en su desarrollo cerebral. Con la prohibición de la gasolina sin plomo se calcula que se evitarán más de 1,2 millones de muertes prematuras al año y un ahorro de alrededor de 2.450 millones de dólares para la economía mundial.

Lo cierto es que en España no se vende este combustible desde el año 2001, cuando comenzaba esa campaña de erradicación por parte del PNUMA. Desde la década de los 70 ya se había ido reduciendo su uso en la mayoría de países (sobre todo los desarrollados), aunque todavía quedaban algunos donde estaba permitida y agentes que presionaban por seguir utilizándola. El último en abandonarla el pasado mes de julio fue Argelia, que anunció oficialmente que su compañía petrolera estatal dejaría de producirla. Es un importante paso en busca de la sostenibilidad y un futuro más limpio y verde, según el PNUMA.