Mantente informado
El alquiler en renting de coches es la opción más popular
18279
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-18279,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

¿Por qué el renting se ha vuelto tan popular?

por-que-gusta-el-renting

El renting es una forma financiera de disfrutar un coche nuevo o usado con todos los gastos incluidos. Se trata de un alquiler a largo plazo y la cuota mensual que se paga incluye seguro, neumáticos, reparaciones…

Tiene beneficios fiscales y unos precios tan bajos que cada vez más conductores se decantan por esta opción a la hora de tener un vehículo.

El interés por el renting aumenta tanto por parte de autónomos, como de empresas o particulares. Garantiza que siempre vamos a tener el coche en perfecto estado y vamos a poder adaptarlo a las necesidades del momento.

Como la gama de coches de todas las marcas se va ampliando, esto hace que la oferta de vehículos cada vez es más amplia, y así poder tener coches para uso particular o bien para labores comerciales o de representación, y poder contar con las características que cada usuario necesita.

Normalmente, el renting, supone un ahorro anual de hasta 3.000€, ya que todos los gastos están incluidos en la cuota mensual.

No hay cuotas de entrada ni de otro tipo, y en el precio ya está incluido el seguro a todo riesgo, las reparaciones que se puedan necesitar, el cambio de neumáticos y el mantenimiento y revisiones del coche.

Muchas veces la opción de compra no es factible, ya sea por situaciones económicas o personales. Aquí es donde aparece el renting como una respuesta a las necesidades de todos los bolsillos, porque existen presupuestos de todo tipo para todas las marcas de coches y en cualquier segmento. Ojo, no compramos el coche, sino que lo alquilamos y además podremos cambiarlo cuando termine nuestro contrato.

Con el renting podremos conducir un coche como si fuera nuestro en propiedad pero con una diferencia muy grande y es que hay alguien detrás ocupándose de cubrir los seguros, de la asistencia por avería, de las revisiones y de cualquier contratiempo en general que podamos tener.

También podemos quedarnos con ese vehículo una vez que finalice el contrato de renting. De hecho cada vez más personas se sienten tan satisfechas con el que consideran ya su vehículo, que toman este camino y deciden quedarse con ese vehículo que tomaron como renting. Otras veces lo que se hace es cambiar a otro tipo de vehículo o modelo y así se disfruta de poder ir renovando el coche cada cierto tiempo.

Además de todo esto resalta el aspecto económico porque el renting proporciona ventajas fiscales a empresas y autónomos, ya que se trata de algo que puede desgravarse al 100% en el Impuesto de Sociedades.

 

En Redrive tenemos más de 2.000 modelos de vehículos seminuevos listos para ti. Además, no tienes que pagar cuota de entrada o salida y está Todo incluido en la cuota. ¿A qué esperas?😉

Fuente: Actualidadmotor.com